Buscar
  • GAMB

El sistema de lubricación automática DLS para aceite o grasa

Las guías lineales, husillos y cremalleras son los sistemas de engranaje más efectivos para transmitir movimiento y potencia. Su uso está extendido en prácticamente cualquier tipo de maquinaria.


Los lubricantes son esenciales para optimizar y alargar la vida de la maquinaria. Ya sea en aceite o grasa, los lubricantes cumplen varias funciones:


- Reducir la fricción entre los dientes del engranaje y ralentizar el desgaste gracias a la

formación de una delgada película que mantiene separadas las superficies en contacto.


- Actuar como refrigerante, especialmente en engranajes cerrados, extrayendo el calor generado durante el funcionamiento.


- Proteger guías, husillos y cremalleras contra la corrosión.


- Mantener limpios los engranajes evitando que se adhieran partículas de suciedad que pueden dañar las superficies.


Dependiendo del tipo de engranaje, convendrá emplear un lubricante u otro. Los lubricantes se pueden encontrar en formato sólido o líquido.

Tipos de lubricantes para engranajes


Los lubricantes sólidos se emplean para temperaturas de trabajo muy elevadas o muy bajas o cuando se opera en vacío, como en el espacio. Su mayor desventaja es que resultan costosos y tienen una vida limitada.


Las grasas se suelen utilizar en engranajes abiertos que trabajan a velocidad baja. Su principal ventaja es que se mantienen adheridas al engranaje incluso con la maquinaria parada, lo que favorece una lubricación instantánea.


Los aceites son los lubricantes más extendidos, con gran variedad de composiciones. Según el tipo de engranaje, se emplean aceites minerales puros, aceites inhibidos con diversos aditivos, aceites minerales de extrema presión, aceites compuestos y aceites sintéticos.


El mayor inconveniente de los lubricantes es que requieren supervisión para prevenir que los engranajes queden desprotegidos.


La solución a este problema son los sistemas de lubricación automática DLS.


La lubricación automática FlexxPump de DLS


Los sistemas de lubricación automática FlexxPump de DLS se pueden utilizar indistintamente con grasas o aceites y sirven para lubricar la maquinaria de forma constante y precisa.


Con su uso se puede dosificar el lubricante justo para un funcionamiento óptimo evitando desperdiciar producto o daños provocados por falta de película protectora.



Las bombas de lubricación directa son adecuadas para guías lineales, husillos y cremalleras. Funcionan con una bomba de pistón y recambios en cartuchos de 400 cc para grasas y 500 cc para aceites. Admiten aceite o grasa hasta NLGI 3, incluyendo lubricantes sólidos.


Con una temperatura de funcionamiento entre -25 °C y +70 °C, este sistema de lubricación automática puede emplear hasta cuatro salidas en ángulo recto y orientables.


Es posible lubricar hasta 16 puntos de la maquinaria de forma constante y controlada gracias a su sistema integrado de monitorización de presión y de nivel.


Los cartuchos para FlexxPump DLS están disponibles en varios formatos que cubren todas las necesidades de lubricación automática. Son perfectos para puntos de fricción como piñones o cremalleras, resistentes al agua y con un elevado grado de adhesión.


Si necesitas un sistema de lubricación automática, pregunta por las FlexxPump de DLS. Te asesoramos sobre la elección adecuada para tu maquinaria.

Más información en nuestra pàgina web o en DLS Schmiersysteme

Inicio - Nosotros - Productos - Presupuesto - Contacto - Aviso Legal Politica de Privacidad y Cookies                                                              © 2019 GAMB - Power Transmissions

  • LinkedIn Icon App
  • Icono social de YouTube