Buscar
  • GAMB

¿Por qué usar un reductor de velocidad? Principales aplicaciones en la industria

Los reductores de velocidad son uno de los inventos más utilizados, presentes en la mayoría de máquinas que nos rodean. Sirven para controlar la velocidad de un motor mediante engranajes pero, ¿realmente es necesario utilizar una máquina para mejorar el funcionamiento de otra?


Este concepto no es reciente en absoluto. Antiguamente se empleaban reductores de velocidad para regular la potencia y el movimiento en los trenes y barcos de vapor, en los molinos de agua o de viento y en los engranajes de las manecillas de los relojes, entre otras cosas.


Hoy día, gracias a los avances en ingeniería contamos con sofisticados modelos de sistemas de engranajes que se combinan con motores eléctricos para controlar el movimiento en todo tipo de aplicaciones, desde la industria pesada hasta la automatización y la robótica más.


Ventajas de los reductores de velocidad


El diseño de los reductores de velocidad está pensado para integrarse a la perfección en todo tipo de motores. Su amplia tipología (tornillo sin fin corona, coaxiales, planetarios, helicoidales, de ejes paralelos, etc.) permite elegir siempre el reductor idóneo para cada aplicación: minería, pesca, industria agroalimentaria, siderurgia y muchas otras.


Las principales ventajas que proporciona un reductor de velocidad son las siguientes:

  • Disminuye la velocidad de un motor eléctrico de manera segura y eficiente

  • Mejora el equilibrio entre velocidad y potencia transmitida por el motor

  • Ofrece mayor seguridad en la transmisión

  • Proporciona una elevada eficacia en la transmisión de potencia

  • Reduce los costes de mantenimiento

  • Minimiza el tiempo necesario para la instalación

  • Ocupa menos espacio y proporciona mayor rigidez en el montaje



Estos son algunos de los motivos por los que el uso de los reductores de velocidad está tan extendido. Hoy día, resulta difícil pensar en algún tipo de maquinaria que no los utilice, tanto en el ámbito industrial como en el doméstico.


Principales aplicaciones de los reductores de velocidad


Los reductores de velocidad se emplean para conseguir la velocidad óptima de funcionamiento al accionar cualquier tipo de máquina. Estos sistemas mejoran la eficiencia de los motores, alargan su vida útil y los hacen más seguros.


¿Dónde podemos encontrar reductores de velocidad en la actualidad? A continuación, tienes algunos ejemplos de uso:


  • Motorización del transporte del pienso para animales

  • Apertura de ventanas en el sector avícola

  • Control de velocidad de giro en los camiones hormigonera

  • Hacer girar los hornos rotatorios de las fábricas de cemento

  • Controlar la velocidad de las agujas en el sector textil

  • Dispensar alimentos o bebidas en máquinas expendedoras

  • Controlar la velocidad de giro de los toldos automáticos

  • Apilar y ordenar productos en los paletizadores

  • Dosificar con precisión las sustancias en la industria farmacéutica

  • Dosificar las cantidades de producto en la industria alimentaria

  • Desplazar materiales o productos por cintas transportadoras a velocidad constante

  • Controlar el movimiento de retroexcavadoras y grúas

  • Embotellado de líquidos y colocación de tapones en botellas


Como puedes comprobar, sus usos crecen al tiempo que surgen nuevas demandas en la industria. Cada vez se desarrollan nuevos modelos específicos para campos en pleno desarrollo, como la robótica.


Si estás buscando un reductor de velocidad óptimo para tu proyecto, contacta con nosotros. Te asesoraremos sobre los diferentes tipos y características específicas para que elijas el más conveniente en tu caso.

Inicio - Nosotros - Productos - Presupuesto - Contacto - Aviso Legal Politica de Privacidad y Cookies                                                              © 2019 GAMB - Power Transmissions

  • LinkedIn Icon App
  • Icono social de YouTube